Soy ordinaria

Soy ordinaria

Es una pareja cualquiera en un día cualquiera. Ella y él tontean en la cama. Él le propone ver una película y, aunque ella no le atrae la idea, cede ante la insistencia de su pareja. Pero antes de hacer cualquier otra cosa, a él le provoca tener relaciones sexuales y, aunque ella le dice que no tiene ganas, él insiste y no se detiene hasta lograr su objetivo.

Soy ordinaria es un cortometraje de Chloé Fontaine que nos muestra que la violencia sexual es una práctica común dentro de la pareja. Lo que le ocurre a la protagonista de este corto podría ocurrirnos a cualquiera de nosotras (si es que no nos ha ocurrido ya) y quizás nos resultaría difícil identificar a nuestro novio, esposo o amante como un agresor sexual. Pero es necesario que tengamos en cuenta que el consenso, además del consentimiento, es un requisito esencial en todo encuentro o actividad sexual.

Deja aquí tu comentario

Tu correo electrónico no será publicado